Boiler solar. ¿Qué es? ¿Para que sirve? ¿Cómo funciona? Y tipos de bóiler solar.

Imagen de un boiler solar marca Solaris de 15 tubos de calentador

¿Qué es un bóiler solar?

Un calentador de agua solar o bóiler solar constituye una buena alternativa a los bóilers tradicionales que consumen gas o electricidad para calentar agua, pues utilizan una fuente de energía limpia e inagotable como es la luz del Sol.

En otras palabras, un bóiler solar es un aparato que almacena algún líquido y lo calienta para después utilizarlo en otra actividad.

¿Para qué sirve un bóiler solar?

Una forma simple de bóiler solar puede ser vista al dejar afuera expuesto al Sol un gran contenedor negro relleno con agua. Después de unas pocas horas, el agua en el contenedor habrá absorbido una gran cantidad de energía del Sol y estará muy caliente. Esta agua caliente puede ser usada para cualquier otra actividad que requiera agua caliente o el calor en sí, como para tomar una ducha o para llenar una botella y calentar una bolsa de dormir. Los bóilers más complejos utilizan este mismo principio y lo expanden, haciendo que la recolección de calor sea más eficiente y, la distribución del mismo, sea más dinámica. Un ejemplo de estos son los calentadores solares para alberca.

Una forma en que un bóiler solar puede incrementar su eficiencia es usando un medio de transporte que sea diferente al que se pretende calentar. Mientras el agua en sí constituye un medio muy viable, mucha gente prefiere utilizar algo diferente, dependiendo de la situación ambiental. En regiones donde se alcanzan temperaturas congelantes, por ejemplo, se deberá preferir una opción que no se congele. El glicol es comúnmente usado como un medio para calentar, ya que es más manejable y viscoso que el agua. También se usan gases y aceites térmicos.

Una de las principales aplicaciones de los bóilers solares es para calentar los interiores de edificios, generalmente mediante la instalación subterránea de las tuberías. El agua puede ser calentada por el Sol y luego ser forzada a correr a través de tubos incrustados en un suelo de losa de piedra, donde el calor se irradia para calentar el aire de la habitación. Esto puede ser una fuente económica y renovable de energía de calefacción en lugares con exposición solar suficiente.

¿Cómo funciona un bóiler solar?

El Sol calienta el agua que está en las tuberías.  Estos tubos generalmente están hechos de un fuerte conductor térmico, como el cobre. Cuando el agua dentro de los tubos está suficientemente caliente, se lleva a un depósito para almacenarla en un tanque aislado térmicamente o bien, se aplica directamente en algo en donde se requiera utilizar. El agua que está menos caliente se regresa a los tubos para seguir en movimiento hasta que obtenga el calor suficiente.

Tipos de bóilers solares que existen:

  • Bóilers solares en sistemas por gravedad: son instalaciones que tienen un tinaco y no cuentan con bombas de presión ni hidroneumáticos.
  • Bóilers solares para hidroneumáticos: este tipo de bóiler cuenta con  una bomba de presión o un sistema hidroneumático y el uso de un tinaco es opcional.
  • Bóilers solares para hoteles e industria: en este se necesita una gran cantidad de agua caliente para abastecer las necesidades de hoteles y comercios. Este tipo de equipos calienta el agua con una pipeta dentro de los tubos y necesita una bomba de recirculación, para que el agua circule a través de todo el sistema. Por lo imprescindible de su uso se recomienda tener un calentador de respaldo.