Calentador solar. ¿Para que sirve?¿Cómo funciona? Tipos de calentadores solares.

Imagen de un Calentador solar para agua y su funcionamiento

¿Qué es un calentador solar?

Un calentador solar es cualquier tipo de dispositivo que mediante el uso de energía solar, se utiliza para calentar un líquido o gas. Tienen un diseño sencillo y resistente que les permite tener una vida útil de hasta 20 años.

El calentador solar o panel solar térmico es comúnmente confundido con el panel fotovoltaico, sin embargo el panel fotovoltaico no se utiliza para calentar sustancias, sino para generar electricidad a partir de la luz.

¿Para qué sirve un calentador solar?

Los calentadores solares sirven para calentar agua, aceite, salmuera, glicol y aire, por mencionar algunos ejemplos.

Principalmente, son usados con el propósito de calentar agua para albercas, así como para desinfectar trastes y ropa.

También, se aprovecha el agua caliente para tomar duchas, por lo que se ha adaptado para utilizarse en comercios y residencias.

Son útiles para desinfectar, esterilizar, teñir, calentar o enfriar el aire, o cocinar, así como en cualquier situación en la que se requiera cambiar la temperatura, ya sea aumentarla o disminuirla.

¿Cómo funciona un calentador solar?

Existen cuatro componentes básicos en un calentador solar: el colector, el contenedor, el sistema y la circulación de la sustancia hacia su destino.

Existen diversos tipos de colectores, como: el plano, el serpentín, el de tubos de vacío y el parabólico, por mencionar algunos. Sin embargo, básicamente su función es transferir la energía del Sol a la sustancia que se desea calentar a través de tuberías o conductos.  Normalmente, se pintan de color negro para absorber mejor la luz del Sol; también se les agregan vidrios, espejos o materiales transparentes para dejar pasar la luz y evitar que se escape, creando un efecto invernadero dentro del colector. Los parabólicos son los que alcanzan mayores temperaturas, hasta 650°C.

A la entrada y la salida del colector, mediante tuberías, se conecta el contenedor, que es el recipiente aislado térmicamente donde se almacena el fluido. Durante el día, la sustancia circula del contenedor al colector una y otra vez, hasta que se requiere utilizar el líquido caliente. En los sistemas utilizados en residencias, en ocasiones se le agrega al contenedor un calentador eléctrico de apoyo, en caso de que no se alcance la temperatura deseada.

El sistema lo componen las tuberías, llaves de paso, bombas, sistemas de control y accesorios que tenga el calentador solar.

Una vez en el contenedor, el agua caliente circula hacia las tuberías de la casa o del lugar a donde requiera transportarse. Este proceso se puede llevar a cabo de forma directa o indirecta. La circulación indirecta se da cuando el agua que se calentó en el colector es directamente utilizada por el usuario. En la indirecta, en cambio, el agua caliente se envía a un intercambiador de calor que separa el fluido del sistema con el fluido a utilizar. Este método es conveniente en lugares donde las tuberías estén propensas a congelarse.

Tipos de calentadores solares que existen:

Los calentadores solares se clasifican en activo y pasivo según su funcionamiento.

La diferencia entre ellos es que los calentadores solares activos requieren una bomba o energía externa para mover el agua, y los pasivos no, ya que trabajan por el principio de convección.

También se pueden clasificar según el uso que se les da: