Colector solar. ¿Para que sirven los colectores solares? ¿Cómo funcionan? Tipos de colectores solares.

Imagen de un colector solar de granja

¿Qué es un colector solar?

Un colector solar es un dispositivo formado por paneles solares que aprovechan la luz del Sol para producir calor o electricidad.

¿Para qué sirve un colector solar?

El colector toma la energía que viene del Sol. Por lo general, esta energía se convierte en calor, el cual es aprovechado para calentar agua y distribuirla en casas y negocios.

Algunos colectores toman la energía del Sol para convertirla en electricidad. Esta se puede aprovechar para encender luces y aparatos eléctricos,  inclusive algunos colectores solares se utilizan para alumbrar las calles y las carreteras, con el propósito de hacerlas más seguras.

Algunos colectores están diseñados de tal forma que pueden almacenar el calor producido en el día y utilizarlo durante la noche, razón por lo que algunas personas transforman sus casas en colectores para mantenerlas a una temperatura cálida a un bajo costo.

Otros están hechos de tal forma que el colector solar permiten enfocar la energía del Sol en un punto para crear temperaturas más altas en un lugar específico o para calentar fluidos.

¿Cómo funciona un colector solar?

Un colector solar capta la energía calorífica del Sol y la convierte en una forma más fácilmente utilizable por los seres humanos. Cada tipo de colector solar funciona de forma diferente según su diseño y el propósito con el que fueron creados.

Tipos de colectores solares:

Los colectores solares se clasifican según su propósito en:

  • Colectores solares usados para recolectar calor

  1. No concentradores: el área colectora (la que intercepta la radiación solar) es la misma que la que se encarga de absorber el calor. 
  2. Colectores con almacenamiento interno: tienen una capacidad térmica adicional sin requerir un tanque de almacenamiento por separado.
  3. Colectores planos y de tubos de vacío: se usan para calentar o enfriar espacios y agua.
  4. De aire: calientan el aire directamente. Son usados en los sistemas comerciales e industriales de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Se clasifican en dos categorías:
  1. Con cristal: minimizan la pérdida de calor.
  2. Sin cristal: plato absorbente que pasa el aire a través de sí para separar el calor.
  1. Tazón: opera de forma similar al plato parabólico, sólo que tiene un espejo esférico con un receptor de seguimiento.
  • Colectores solares para generar electricidad

  1. Colectores cilindro-parabólicos: generalmente usados en plantas de energía solar. Están compuestos por un reflector parabólico en forma de canal que se utiliza para concentrar la luz solar en un tubo aislado o de calor, colocando un refrigerante en el punto focal, mismo que transfiere el calor de los colectores a las calderas en la estación de energía.
  2. Plato solar parabólico: este es el tipo de colector más poderoso. Consta de una o más parábolas que concentran la energía solar en un solo punto focal. 
  3. Torre de Poder: es una gran torre rodeada de espejos, que se alinean y concentran la luz solar sobre el receptor en la parte superior de la torre, el calor se transfiere a una estación de potencia por debajo.