Estufa solar. Aplicaciones, funcionamiento y tipos de estufas solares.

Imagen de una estufa solar

¿Qué es una estufa solar?

Una estufa solar es un instrumento que permite cocinar alimentos tal como lo hace una estufa que utiliza combustibles fósiles (carbón y gas), con la diferencia de que aprovecha la luz solar para convertirla en calor.

¿Para qué sirve una estufa solar?

Este simple sistema puede alcanzar hasta 204°C, lo cual es suficientemente caliente para freír, cocer y guisar alimentos.

Calentar el agua a 60°C logra destruir gérmenes. Con una estufa solar esta temperatura es fácil de alcanzar, por lo que se puede hervir y pasteurizar el agua usando esta herramienta.

Esta es una muy buena opción para personas que se encuentran en zonas remotas y que no tienen fácil acceso al carbón o al gas natural, pues no es necesario el reabastecimiento de combustible para que funcione. Así mismo, son muy utilizadas en campamentos, excursiones y alpinismo.

¿Cómo funciona una estufa solar?

Básicamente, el diseño de una estufa solar consiste en superficies curvas que concentran mucha luz solar en un área pequeña. Este pequeño punto se torna tan caliente (y las moléculas vibran tanto) que las olas de calor se mueven hacia arriba en un flujo constante hasta encontrar el fondo de la olla y la calientan completamente.

Existen dos variables de estufas solares, y cada una de ellas opera de forma distinta.

Tipos de estufas solares que existen

  • Estufa solar de paneles

Los paneles que conforman la estufa solar pueden estar hechos de diversos materiales, como: aluminio sobre cartón corrugado, estaño, hojas de metal pulidas para que tengan más brillo o espejos. Estos paneles concentran la luz del sol en el recipiente que contiene la comida. La olla debe ser negra y colocarse dentro de una bolsa de plástico para atraer con mayor facilidad los rayos ultravioleta del Sol.

Algunos paneles pueden alcanzar temperaturas relativamente altas, dependiendo de la olla y de la comida que se esté cocinando. Si se pretende calentar algo que esté húmedo (sopas, guisos, carne, etc.), se alcanzará una temperatura un poco mayor a los 100°C y menor a 130°C.

Las estufas solares de paneles son las más simples, económicas y eficaces. Además, funcionan en todo tipo de situaciones.

  • Estufa solar parabólica

La estufa solar parabólica funciona mediante el principio de concentración, y su diseño es un poco más complicado que el de la estufa solar de paneles. Seis paneles de acero rígidos conforman la parábola y están cubiertos con un adhesivo oscuro de vinil, el cual es durable y fácil de reparar y reemplazar. Esta película reflejante es la clave en este tipo de cocina, pues es lo que permite a la parábola concentrar la energía de los rayos del Sol.

La parábola se apoya en un soporte circular (base) y tiene ajustado un brazo de manivela que sirve para mover la parábola de lado a lado, pues se tiene que estar ajustando su posición cada 20 minutos para seguir el “movimiento” de los rayos del Sol.

En el centro de la parábola es en donde se concentra la mayor cantidad de luz solar, por lo que es aquí en donde se coloca la cazuela con comida. A diferencia de las estufas solares de paneles, en las parabólicas no se necesitan ollas oscuras o especiales. Se recomienda utilizar recipientes gruesos, debido a las altas temperaturas que pueden alcanzar, pues son las que obtienen temperaturas mayores. Es indispensable usarlas bajo la supervisión de un experto, ya que pueden causar daños si se utilizan de manera inadecuada.