Lámparas solares. ¿Para que sirven? ¿Cómo funcionan? Tipos de lamparas solares.

Imagen de muestra de una lampara solar publica

Las lámparas solares son sistemas autosuficientes que convierten la luz del Sol en electricidad durante el día, la almacenan en baterías, y la utilizan para alumbrar durante la noche.

¿Para qué sirven las lámparas solares?

Para iluminar espacios abiertos o cerrados sin la necesidad de usar la corriente eléctrica ni instalar ningún tipo de cableado.

Las aplicaciones residenciales más comunes de las lámparas solares son para iluminar el jardín y/o el patio, así como exteriores.

Fuera de los hogares, se usan principalmente en estacionamientos, alumbrado público y equipamiento para campamentos y otros lugares remotos.

¿Cómo funcionan las lámparas solares?

Una lámpara solar está compuesta por una lámpara, un panel solar fotovoltaico, y una batería recargable.

Una celda fotovoltaica es el componente de una lámpara solar encargado de transformar la energía del Sol en electricidad. Un conjunto de dos o más celdas crean un panel o módulo.

Las luces solares autónomas a menudo tienen paneles integrados en los artefactos de iluminación. Los sistemas de iluminación solar con los paneles separados de los montajes fijos, sin embargo, tienen la ventaja de que sólo es necesario colocar los paneles en el Sol y no las luces. Los componentes de las luces autónomas se unen a los postes que se instalan bajo tierra.

Las luces utilizadas en las lámparas solares pueden ser de LEDs, fluorescentes o incandescentes. Para reducir el costo de un sistema de iluminación solar, se usan lámparas que ahorran energía: las fluorescentes o las de LEDs, ya que las incandescentes consumen mucha más energía para dar la misma cantidad de luz.

Adicionalmente a los paneles y a las luces, estos sistemas constan de baterías y una variedad de aparatos electrónicos, que van desde controladores de la batería hasta temporizadores e interruptores.

¿Cuantos tipos de lámparas solares que existen?

Lámparas para interiores

Las lámparas usadas en espacios cerrados, están separadas de los paneles solares y son utilizadas en donde los suministros de energía central no están disponibles o no es fácil tener acceso a ellos.

La iluminación del hogar con energía solar puede reemplazar a las fuentes ordinarias de luz, como las lámparas de queroseno, ya que constituyen un ahorro de dinero significativo para el usuario y reducen los riesgos de incendios y la contaminación.

Lámparas para exteriores

Las lámparas al aire libre pueden tener la lámpara, el panel solar y la batería integradas en una misma unidad.

Estas lámparas son automáticas, es decir, se encienden al anochecer y permanecen así hasta que reciben la luz solar del día.

Las luces de jardín solares se utilizan para la decoración, y vienen en una amplia variedad de diseños. Tienen, en ocasiones, diseños de temas festivos y animales. Se utilizan con frecuencia para marcar senderos o en las zonas alrededor de las piscinas. Algunas luces solares no proporcionan tanta luz como un sistema de luces de eje de propulsión, pero son fáciles de instalar y cuidar, además de que ofrecen una alternativa más barata a las lámparas que utilizan cables.

Las luces solares de la calle proporcionan un alumbrado público sin el uso de una red eléctrica, ya que pueden tener paneles individuales para cada lámpara de un sistema, o un gran panel solar central que almacene y dirija la electricidad a todas las lámparas conectadas a la red.